Seleccionar página

Nos tenemos que remontar a septiembre de 2020, para rescatar un trabajo original y que merece mucho la pena. Una labor desde Italia, desde Fermo.

Una experiencia de formación de adultos poco convencional es la vivida en septiembre de 2020 en Monteluco, cerca de Spoleto, donde representantes de la Asociación MUS-E del Fermano y del Comune di Fermo pudieron participar en un curso de “baños en el bosque” con el objetivo de adquirir un conocimiento y un acercamiento absolutos a la práctica de la naturaleza a través del Arte.

La iniciativa fue organizada por el Instituto de Terapia Forestal (FTI) y está inspirada en una técnica japonesa llamada shinrin-yoku o ‘baño en el bosque’. Este nuevo tipo de aprovechamiento del bosque tiene una fuerte implicación saludable ya que cura cuerpo y espíritu gracias también a los monoterpenos, sustancias volátiles producidas por las plantas en los procesos de fotosíntesis que estimulan el sistema inmunológico humano. En el bosque sagrado de Monteluco se siguió este curso de capacitación de una semana enfocado en la construcción de un ‘baño de bosque’. Entre lecciones teóricas y sesiones prácticas, se aprendieron los rudimentos de esta disciplina, que van a ser transmitidos a los artistas MUS-E del Fermano para que puedan atesorarla en sus laboratorios con docentes y con otros artistas. De hecho, volver a conectar con la naturaleza significa respetarla, significa desarrollar la atención hacia ella, significa cuidarla, lo que es exactamente el espíritu de MUS-E, porque la naturaleza también cuida la belleza del espíritu, como el arte.